News

« Volver

26/11/2014

¿Hemorroides? Culpa de “la maldición de San Fiacrio

Descubre con nosotros la leyenda de este santo irlandés del Siglo V

Las hemorroides son una enfermedad que se sufre desde tiempos inmemoriales: según unos escritos milenarios ya la sufría la civilización de mesopotamia, y en el Antiguo Testamento se pueden leer pasajes donde la referencia a estos problemas proctológicos son más específicos.

Hablando de religión, quizás no todos sepan que en la época medieval las hemorroides eran conocidas como la “maldición de San Fiacrio”.  Y San Friacrio, os preguntaréis, ¿Quién es?

Para poder responder a esta pregunta tenemos que consultar la hagiografía.  Este santo de origen irlandés, cuyo nombre en realidad es Fianchra, nace probablemente en el 607 y de joven se instaló en la diócesis francesa de Meaux (donde todavía se conservan sus restos mortales) donde permaneció hasta el año 670, año de su muerte.

Durante su vida, San Fiacrio atendió a muchos peregrinos irlandese que viajaban a Meaux y que muchas veces ni siquiera tenían dinero, ofreciéndoles refugio para pasar la noch en una casa junto al monasterio.  También se dedicó a la cultivación.  Por eso es también conocido como el patrón de los jardineros.

Se cuenta que un día estaba sufriendo de hemorroides.  Estas le habían salido por culpa de su duro trabajo en el campo, se sentó encima de una piedra pidiendo al Señor que lo aliviase.  Milagrosamente, el dolor desapareció al instante y la piedra redonda sobre la que estaba sentado se quedó imprimido el trasero del santo. 

Incluso hoy en día esta piedra es objeto de veneración y atrae a todos los fieles que desean encontrar un alivio para las hemorroides.



Visualizza Immagine