News

« Volver

07/03/2016

Alfredo el Grande, rey de Inglaterra... involucrado con las hemorroides

Milles de años atrás el pimer rey inglés tenía problemas como nosotros

Entre las figuras más heróicas y fascinantes de las dinastías reinantes inglesas encontramos aquella de Alfredo el Grande, quien pasara a la historia por haber sido el "primer" rey de Inglaterra de todos los tiempos. A contarnos su vida y hazañas fue un monje galés de nombre Asser que, además de citar victorias en batallas, conquistas territoriales y gestas heróicas, no se olvidó de contarnos también acerca de sus problemas más... íntimos.

De hecho, parece que Alfredo el Grande, quien viviera en el siglo IX, tuvo que enfrentar grandes problemas de hemorroides - reportados con el término "ficus" en la biografía escrita por Asser - sin embargo, la cosa más sorprendente es que, siguiendo el relato, fue el mismo soberano inglés quien pidiera al Omnipotente caer víctima de ello. Alfredo el Grande, de hecho, era muy religioso: temiendo no vivir en modo suficientemente virtuoso, quería sufrir de una enfermedad física no tan grave de impedirle reinar pero en todo caso suficientemente fastidiosa para mantenerlo humilde y alejado de las tentaciones carnales.  

Y fue así que Alfredo el Grande sufrió de hemorroides durante toda la vida (junto a otros achaques físicos) y también, gracias a su aguante con respecto a los problemas de salud, fue canonizado: hoy es venerado como un santo de la Iglesia.

Cierto, la fuerza de voluntad del primer rey de Inglaterra que nos transmite la leyenda podría parecer una exageración pero seguramente su espíritu puede levantar la moral de quien sufre de hemorroides: ¡Se debe afrontar la enfermedad con coraje! Lo que en cambio no debemos compartir es la resignación de frente a estos problemas proctológicos, visto que existen muchos modos eficaces y definitivos de curar, y que para encontrarlos basta simplemente encomendarse a la medicina moderna. Consultad vuestro doctor para saber más.



Visualizza Immagine