News

« Volver

20/03/2014

Bajar de peso: atención al riesgo de hemorroides y a su posible tratamiento

Lucha contra el estreñimiento y las hemorroides con remedios naturales

Acaba de empezar la primavera y en esta época del año comienzamos a mirarnos al espejo pare ver si los vicios del invierno nos han pasado factura con el peso.  En pocas palabras, nos pesamos para ver si hemos aumentado de peso más o menos.

Por lo general, si el resultado que vemos es positivo, comenzamos drásticas dietas para la pérdida de peso.  Pero uno de los efectos secundarios causados por estas dietas son a menudo comenzar a sufrir de estreñimiento, lo que probablemente pueda desenvocar en la parición de hemorroides.

En concreto, son más las mujeres que los hombres las que tienen dificultad de evacuar con regularidad. Por esta razón, se debe tomar en consideración la idea de seguir un plan de alimentación saludable rica en fibra que además favorece el tratamiendo de hemorroides.

Para combatir el estreñimiento, hay algunos remedios naturales que se pueden añadir al programa de la dieta y de esta manera evitar también una posible cura de las hemorroides.


Estos son algunos ejemplos de productos que nunca deben faltar en una dieta:


La semillas de lino: ayuda a proteger la mucosa y tienen una acción emoliente;


Senna: ayuda a restaurar la regularidad del intestino y en función de la dosis es un buen laxante y purgante;


Ruibarbo: gracias a sus propiedades depurativas, digestivas y el hepáticas es un alimento que mejora la digestión. No se recomienda para las personas que sufren de hemorroides y cálculos, y para las mujeres embarazadas;


Aloe: debido a las propiedades laxantes del jugo de esta planta, jarabe de aloe es una valiosa ayuda para los que sufren de hemorroides. Está contraindicado en el embarazo y la lactancia;
• Tamarindo debido al alto contenido de azúcar en la pulpa, esta suave y oscura juega una fuerte acción laxante;


El aceite de ricino: en pequeñas dosis, es un buen antiinflamatorio, capaz de actuar en el intestino delgado, sin irritar el colon.

Por último, es recomendable, acompañar cada dieta un alto consumo de agua (al menos 2 litros al día) con la actividad física.