News

« Volver

29/09/2015

Cómo cuidar la propia higiene con síntomas agudos de hemorroides

Hemorroides e higiene, algunos consejos útiles

Las estadísticas médicas nos han indicado una probabilidad igual al 50% de sufrir, al menos una vez en la vida, de hemorroides dentro del cumplimiento del quincuagésimo año de edad. En nuestro sitio han sido tratadas muchas veces las estrategias más eficaces para la prevención de estos problemas proctológicos, y hemos difusamente hablado de cómo es posible curar las hemorroides; ha llegado por ello el momento de afrontar el discurso sobre la higiene íntima en concomitancia con los episodios más fastidiosos.

Sobre una base diaria y cada vez que la situación lo requiera, es bueno dedicarse a la propia higiene personal escogiendo jábones con pH fisiológico (alrededor del 5.5) y utilizando agua tibia - nunca demasiado caliente - para los propios lavados. También los detergentes con fórmulas agresivas, perfumes intensos o colorantes se deben evitar ya que son irritantes para las zonas inflamadas. El enjuague debe ser particularmente meticuloso y, para el secado, es necesario favorecer una acción de taponamiento a una de frotamiento utilizando siempre una toalla limpia.

¡Sin embargo, desafortunadamente encontrar un bidé o una ducha cómoda para lavarse por fuera de las paredes domésticas no es del todo simple! He aquí que por ello sea necesario ingeniárselas para encontrar alguna solución válida alternativa para el lavado de las partes íntimas. Se pueden, por ejemplo, encontrar en circulación palanganas de plástico de forma redondeada para llenar con agua y apoyar sobre el inodoro, en modo tal de crear una especie de bidé "portátil".

Si pensáis que esta idea sea apreciable desde el punto de vista teórico, pero decididamente poco factible desde el punto de vista práctico, he aquí una solución de verdad a la mano de todos - en cada lugar y en cada situación. Estamos hablando de las toallas humedecidas, que se pueden cómodamente llevar en el bolso, en la mochila o en la maleta del PC en modo tal de tenerlas siempre a la mano en caso de necesidad. En presencia de hemorroides sangrantes o en todo caso hinchadas y dolorosas se pueden tranquilamente usar las toallas específicas para la higiene del bebé o, inclusive mejor, las toallas delicadas y sin alcohol específicas para la higiene proctológica.



Visualizza Immagine