News

« Volver

17/09/2014

Hemorroides, los alimentos con los que tener cuidado

Los alimentos que aumentan el riesgo de hemorroides

Sobre el hecho de que  las hemorroides y la alimentación van unidas no hay duda, pero en cuanto a consejos sobre la dieta, solemos escuchar a menudo que “tenemos que comer” y no “que alimentos no tenemos que comer”.  Argumento, este último que no se debe desestimar.

Cuando se padece de hemorroides (o simplemente, si se quieren prevenir) hay que cuidar mucho de la alimentación.  Este cambio se tiene que realizar incrementando la cantidad de fibra y de líquidos, pero también prestando atención al consumo de alimentos que pueden tener efectos nocivos en estas delicadas formaciones anatómicas.

Para empezar hay que prestar atención al consumo de alimentos picantes y/o con especias: pimienta, pimientos picantes, curry, mostaza y otras especias que añaden un poco de alegria a los platos pero que del punto de vista del tránsito intestinal impactan en las hemorroides causando inflamación e irritación.

Los alimentos ricos en grasa no son solo nocivos para la línea, si no también para nuestro bienestar proctológico.  Los alimentos de este tipo, como por ejemplo las frituras y las recetas preparadas con mucho condimento, necesitan mucho esfuerzo para la digestión y pueden tener un impacto significativo en la velocidad del tránsito intestinal.

Además, un gran clásico de nuestra vida cotidiana acaba en la lista de los alimentos anti-hemorroides: el café, que consumido en altas cantidades puede causar estreñimiento y como consecuencia acentúa el problema de las hemorroides.

El consumo cotidiano de bebidas alcoholicas, y en particular de las de alta graduación, es perjudicial a nivel hemorroidal por que el alcohol asumido en cantidad elevada causa la deshidratación del organismo.  Deshidratación que, reclamando los tejidos agua, provoca el endurecimiento de las heces y como consecuencia dificulta la expulsión.

Para finalizar, una recomendación.  Ninguno de los alimentos y de las bebidas descritas tienen que ser un tabú en el caso de las hemorroides, simplemente tienen que ser consumidas con moderación  y sabiendo que una cantidad mínima en la comida (o en nuestro vaso) no contiene efectos negativos perceptibles.

En una dieta sana y equilibrada, cuando la plabra clave es "moderación", ¡no hace falta renunciar a nada!

 



Visualizza Immagine