News

« Volver

07/07/2016

Hemorroides: 10 errores que pueden aumentar el riesgo de sufrirlas

Comportamientos que aumentan el riesgo de hemorroides

Cuando aparecen las temidas hemorroides, tendemos a pensar en que hemos tenido mala suerte, pero la realidad es que este problema rara vez se produce por casualidad. Tal vez no nos damos cuenta por falta de atención o por ignorar las consecuencias, pero hay comportamientos a los que estamos acostumbrados que pueden ser particularmente perjudiciales y aumentar el riesgo de hemorroides. A continuación el "top ten" de los peores hábitos diarios para nuestra salud proctológica (¿te reconoces en alguno?)

  1. Hacer esfuerzos intensos o levantar objetos pesados. Si entre los deportes que practicas están el levantamiento de pesas, la musculación y otras disciplinas "pesadas", es bueno saber que las hemorroides están en riesgo debido a la intensa presión generada en el abdomen.
     
  2. Descuidar la diarrea crónica y el estreñimiento. Estos trastornos intestinales, aunque son opuestos, son ambos muy críticos para la situación de las hemorroides, especialmente de las que ya existen. Lo mejor es consultar a tu médico o farmacéutico para encontrar una solución.
     
  3. No observar una higiene correcta de las zonas íntimas. Las partes íntimas son delicadas y requieren de métodos de limpieza y productos adaptados a su sensibilidad (especialmente acentuada con la presencia de hemorroides). Se recomiendan los jabones de pH fisiológico, agua no demasiado caliente y toallas limpias y suaves.
     
  4. Ignorar la ansiedad y las tensiones. El estrés es un enemigo fatal si tiendes a sufrir de problemas hemorroidales: el aumento de la tensión emocional provoca una mayor susceptibilidad a la irritación y la inflamación.
     
  5. No ir al servicio cuando se tienen ganas. Muchas personas están acostumbradas al baño de su casa y se sienten incómodas en otros inodoros, pero no esperes a volver a tu lugar favorito para defecar. Las horas de espera, de hecho, pueden hacer que las heces sean luego más fuertes, cosa que tendrá un impacto más sustancial durante su evacuación.
     
  6. Permanecer demasiado tiempo en el baño. Entendemos que el baño es a veces la única estancia de la casa donde se disfruta de un poco de privacidad y tranquilidad. Pero el quedarse en el lavabo 10 minutos de más puede acentuar la inflamación de las hemorroides.
     
  7. Rascarse. Aunque las hemorroides causen picor, hay que resistir la tentación de buscar alivio rascándose. Rascarse sólo hará que empeorar la irritación y el enrojecimiento.
     
  8. Pasar demasiado tiempo seguido sentado. Quien trabaja en una oficina o conduciendo un vehículo se ve obligado a pasar largos intervalos de tiempo sentado, posición en la cual las hemorroides sufren por el estancamiento de la sangre y la inflamación de los tejidos. Si es posible, se recomienda hacer una pausa cada 30-60 minutos para reactivar la circulación, cosa que las piernas también te agradecerán.
     
  9. Tomar demasiado café. No hay nada mejor que un buen café para empezar el día, pero ojo a los excesos: no conviene superar los 2-3 cafés al día, ya que el riesgo de estreñimiento (y de los consiguientes problemas hemorroidales) aumentará considerablemente.
     
  10. Renunciar a la ayuda del médico. Aunque hablar de hemorroides nos produzca vergüenza, hay que pedir consejo al médico de familia o proctólogo si sufrimos de hemorroides periódicamente. Si lo hacemos así, tendremos la posibilidad de recurrir a tratamientos como la cirugía mínimamente invasiva, efectiva y de bajo impacto


Visualizza Immagine
Visualizza Immagine