News

« Volver

23/11/2015

Las diferencias entre las hemorroides internas y externas

Reconocerlas significa poderlas curar de la manera más adecuada

Con frecuencia se dice “tener hemorroides” pero, detrás de esta frase que aparentemente no deja espacio a dudas, se esconde un verdadero y auténtico mundo hecho de diferencias anatómicas y de consecuentes enfoques de curas diversas. Por esto, el conocimiento es un componente fundamental para lograr combatir estos fastidiosos y doloros disturbios; en efecto, tal vez no todos saben que tenemos dos tipos de hemorroides: internas y externas. Decubrámoslas en detalle.

Hemorroides internas
Estando situadas relativamente en profundidad, en la mayor parte de los casos ignoramos completamente la existencia de las hemorroides internas. Esto sucede porque en esta particular sede anatómica no hay terminaciones nerviosas y por ello, inclusive en caso de problemas, dichas hemorroides no causan dolor.
Pero pueden sangrar y es por este motivo que quien sufre de hemorroides puede “darse cuenta” de aquellas internas; además, en las situaciones graves es posible que estos paquetes presenten prolapso por lo cual su existencia se vuelve, de esta forma, tangible – y dolorosa.

Hemorroides externas
En contraste con las precedentes, estas hemorroides se encuentran más próximas al esfínter, en una zona que es particularmente rica de terminaciones nerviosas. De ahí el por qué son propio las hemorroides externas aquellas que generalmente dan origen a los sangrados y a los dolores, algunas veces también fuertes, que caracterizan los casos de hemorroides más graves.
Además de los prolapsos que pueden afectar estos paquetes ubicados en la proximidad del canal anal, es posible que las hemorroides externas se hinchen de sangre causando trombosis  particularmente dolorosas que no raramente requieren la intervención de un médico.
Leyendo estas breves descripciones podrían nacer perplejidad y dudas: ¿existen hemorroides “internas” que pueden llegar a salir afuera pero, al mismo tiempo, también hemorroides "externas" que en cambio resultan invisibles? Pues así es.


Inclusive a la luz de estos hechos, es importante recordar todavía una vez más que nada puede reemplazar la opinión de un médico, la única figura que con sus competencias puede establecer un diagnóstico exacto. Diagnóstico, pero también cura: porque de acuerdo con los problemas de que se sufra un enfoque resulta mejor que otro, y por esto es importante encomendarse a un especialista y no confiar ciegamente en la autocuración o los "remedios de la abuela".
 



Visualizza Immagine
hemorroides internas y externas