News

« Volver

07/05/2015

Las hemorroides en tiempos de Hipócrates

Así era como se curaban estos problemas en la Grecia antigua.

“La enfermedad de las hemorroides se forma de la siguiente manera: si la bilis o la mucosidad se dirigen a las venas en el recto, éstas calientan la sangre en las mismas; y dichas venas, se calientan, atraen sangre de otras venas cercanas; y estando bloqueadas, el interior del intestino sobresale hacia el exterior, y los extremos de las venas se tornan visibles,  siendo al mismo tiempo rozadas por las heces que salen al exterior, y heridas por la sangre encerrada en su interior, las venas expulsan sangre, frecuentemente junto a las heces , pero a veces sin ellas”.

Pareciera un médico que ha perdido el juicio o un extravagante poeta del siglo XVII quien escribe estas palabras, pero no: quién habla es el célebre médico griego Hipócrates (460 – 370 a.C.), una de las figuras más importantes de la historia de la medicina.

El padre de la ciencia médica moderna creía que las hemorroides eran causadas por la acción negativa de bilis y mucosidad, cosa que obviamente sabemos que no corresponde a la realidad; sin embargo Hipócrates había acertado en cuanto a la hinchazón causada por la acumulación de sangre en estas pequeñas, pero a veces dolorosas, estructuras anatómicas.

En relación al tratamiento, el médico de Kos proponía remedios  bastante determinados y crueles, sin medias tintas: cauterizar las hemorroides “hasta quemarlas completamente, de forma  que no quede rastro de ellas”, o bien utilizar especiales instrumentos de metal para  cortar luego de haberlas aplastado y jalado (!) para extraerlas lo más posible.

Afortunadamente entre sus prácticas también tenía previsto algún remedio más “dulce” para el problema, indicado para el tratamiento de las hemorroides en las mujeres. Se trataba específicamente en preparar una mezcla a base de agua hirviendo, taray triturado, litargirio (óxido de plomo) y gallas, mezclados con vino blanco, aceite y grasa de ganso. La mezcla se aplicaba sobre las hemorroides adoloridas; no sabemos si el remedio es eficaz o no, pero si casualmente  quieren aventurarse en el tema… bien, la receta de Hipócrates es esta!



Visualizza Immagine
Las hemorroides en tiempos de Hipcrates