¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides forman parte natural de nuestro cuerpo y son un elemento fundamental del sistema anorrectal. De hecho, se trata de paquetes y formaciones de tejido angioma-cavernoso (es decir, formado por arterias y venas) sostenidos por tejido elástico y muscular. Poseen una función fisiológica que contribuye a la continencia anal a través del cierre/retén en condiciones de reposo y a la defecación favoreciendo la expulsión, mediante deslizamiento por la mucosa, del bolo fecal durante la misma defecación.

Las hemorroides, dependiendo si se encuentran en la parte superior o inferior del plexo hemorroidal, se subdividen en:

  • Hemorroides internas
  • Hemorroides externas
El plexo hemorroidal (es decir el conjunto de paquetes formados por los vasos sanguíneos de las hemorroides) posee una parte interna y otra externa:
 
Las hemorroides internas están situadas en la parte alta del canal rectal, encima de la "línea dentada" que es una línea horizontal irregular formada por la continuidad entre las válvulas anales y la base de las columnas rectales. Las hemorroides internas están recubiertas por mucosa anorrectal sin terminaciones sensitivas, por lo tanto son insensibles al dolor.
 
Las hemorroides externas, en cambio, se encuentran por debajo de la "línea dentada", en el borde anal, y están recubiertas por una capa de piel que presenta una innervación sensitiva dolorosa.
 
Las hemorroides internas y externas están en comunicación entre sí a través de vasos sanguíneos.
 
¿Pero cuándo se puede hablar de enfermedad hemorroidal?
Podemos hablar de una enfermedad hemorroidal cuando la condición fisiológica del plexo hemorroidal sufre una modificación: los tejidos que sostienen las hemorroides no resisten más, causando un prolapso.

Todavía son poco claras las condiciones que llevan al desarrollo de la patología hemorroidal. Entre las principales teorías sobre la degeneración de las hemorroides en enfermedad hemorroidal dos son las más aceptadas: La teoría vascular.
Según esta teoría, se asiste a un rompimiento de la pared venosa del plexo hemorroidal con una posterior hinchazón y prolapso del paquete hemorroidal hacia el externo.

La teoría mecánica. En este caso, el prolapso de las hemorroides se debe a un debilitamiento de los tejidos mucosos presente a nivel anal. La mucosa rectal se desliza hacia abajo empujando hacia el externo las hemorroides. Existen muchas teorías sobre el desarrollo de la enfermedad hemorroidal.

Entre las teorías más aceptadas se consideran la teoría vascular (hiperplasia vascular), o sea la teoría que considera las hemorroides a la par de várices venosas, y la mecánica, o sea la teoría según la cual el deslizamiento de la mucosa ano-rectal sería provocado por el debilitamiento gradual del tejido submucoso que rodea las estructuras hemorroidales.

¿Por qué se desarrolla la enfermedad hemorroidal?
En realidad no existe una causa única y precisa para la aparición de hemorroides sino más bien una serie de factores principales y unidos entre ellos que provocan esta patología. A la base pueden estar, sobre todo, factores mecánicos, dependientes por ejemplo de un debilitamiento de la mucosa del canal rectal debido a la edad o a la estiptiquez crónica. Pero existen también toda una serie de factores que pueden favorecer el desarrollo de las hemorroides, como por ejemplo:
  • Familiaridad o predisposición hereditaria
  • Estiptiquez
  • Diarrea crónica
  • Evacuación difícil
  • Abuso de laxantes
  • Dieta pobre de fibras
  • Levantamiento de cargas o esfuerzos excesivos
  • Obesidad
  • Vida sedentaria
  • Embarazo
  • Algunas actividades deportivas como el ciclismo, la equitación y el motociclismo

News

31/07/2015

El Antigüo Testamento y las hemorroides, un castigo divino

Los pasajes de la Biblia que las indican como castigo infligido por el Todopode